Mi vida sin mí

''Para cuando la razón es capaz de entender lo sucedido, las heridas en el corazón ya son demasiado profundas.''

Sígueme..

sábado, 4 de mayo de 2013

No existe, son los padres.


Los finales felices quizás existan pero este no ha sido el caso. Todo comenzó con un para siempre y eso pensábamos que lo nuestro duraría. Los meses pasaron y quizás todo se convirtió demasiado en una rutina. Si hubiera sido una rutina a tu lado no me hubiera importado, créeme, pero no lo fue. Fue una rutina sin ti. Todo pasó de sonrisas a enfados y de vernos cada vez menos. La distancia fue un inconveniente, sí, lo fue, pero intentamos que no se metiera en la relación porque las relaciones son de dos no de tres o más. La distancia es una mierda y eso tú y yo lo sabemos pero es demasiado fuerte. Siempre está eso que dicen de que si amas a una persona no debería de importarte la distancia, pero si los días que no ves a esa persona te los pasas discutiendo no puedes hacer mucho más. Le amas, sí, pero por mucho que sea así sabes que no es el amor de tu vida. Soy muy joven, simplemente diecisiete años de vida, no tengo coche ni mayoría de edad y por ello no pude verte todas las veces que me hubiera gustado. El año que viene habrá más distancia por lo que hasta puede que nos haya venido bien haberlo dejado ya, luego dolería más. Aunque duela, aunque hayamos pasado unos meses maravillosos, por mucho que nos queramos, es lo mejor. Tú y yo lo sabemos. No es un para siempre, el para siempre no existe, son los padres.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

just love